Cayo Saetía: soledad acompañada | Viajar a Cuba está de Moda
Cayo Saetía

Cayo Saetía: la soledad acompañada

27/11/2018
Sin categoría

Cayo Saetía es uno de esos lugares con los que soñamos cuando nos agobia la gran ciudad y escaparnos a una isla solitaria parece ideal para recuperar paz y equilibrio.

Ubicado a la entrada de la Bahía de Nipe, en la provincia de Holguín, bañan su lado Este las aguas del océano Atlántico. Antiguamente conocido como Península de Saetía, adquirió su condición de cayo entre 1902 y 1903 cuando fue construido el canal de Dumois, estrecha franja de mar que permite el tráfico naval entre los puertos de Antilla, Felton, Preston y Nicaro. Sobre el canal se extiende un rústico puente levadizo que conecta al cayo con la isla y es la vía terrestre para llegar a él.Cayo Saetía

Este singular islote es una reserva natural cuyo territorio está cubierto de bosques en un 65 por ciento y el resto del paisaje lo conforman sabanas de pastizales y pantanos en la zona noroeste. En estos ambientes habitan en libertad animales exóticos tales como cebras, antílopes, venados de cola blanca, búfalos de agua, camellos, avestruces y jabalíes, junto a la fauna autóctona compuesta por caballos y vacas, a las que se unen 110 especies de aves, algunas migratorias, varios tipos de reptiles, ente ellos la iguana, y la endémica jutía.

Sus virginales y únicas playas representan un gran atractivo; se cuentan entre ellas alrededor de 12 calas muy recomendadas para el disfrute no masificado. Se caracterizan por poseer dunas sin erosión, vegetación exuberante que casi roza el mar, oleaje suave y arenas muy blancas y finas. Entra las calas más recomendadas se encuentran El Peñón, la Almendra y Gaviota; para llegar a ellas se puede preguntar a trabajadores de algunos de los centros de servicios ubicados en la zona.

La plataforma submarina que rodea el cayo está formada por bancos coralinos poblados de peces tropicales de mucho colorido y salpicada por formaciones rocosas de color marrón, muy raras.

Esta pequeña fracción del territorio cubano también ha sido escenario de algún lance histórico, el más conocido es haber servido como refugio a Fidel Castro en 1947. Castro había llegado nadando hasta allí, desde la bahía de Nipe junto a otros tres expedicionarios, para no ser capturado por el ejército de Grau San Martín cuando se frustró la expedición a Santo Domingo para derrocar a Leónidas Trujillo, de la cual formaba parte. Además, por su cercanía a la Península de Ramón, esta zona se encuentra dentro de lo que llamamos el territorio de la Virgen de la Caridad del Cobre, patrona de Cuba. En 1983 fue inaugurada en Saetía la conocida como «Isla de los Niños», espacio para la  recreación y el aprendizaje de los pequeños en los meses de verano.

¿Qué hacer en Cayo Saetía?

Cayo Saetía
Cayo Saetía es un lugar ideal para paseos a caballo, excursiones por la naturaleza, jeep safaris de observación de fauna y safaris fotográficos. También para la realización de actividades náuticas no motorizadas, paseos en lancha o la práctica del esnórquel, el buceo y la natación.

En el cayo no hay piscinas ni clubes de baile, es un lugar que también se presta para el disfrute de la lectura o de los juegos de mesa, tales como el ajedrez, las damas chinas, el dominó, las cartas y cualquier otro que resulte entretenido.

Lo más aconsejable es tener un coche a disposición porque las mejores playas están a más de Cayo Saetía5 kilómetros de las zonas de descanso, y si el interés es observar los animales en su hábitat, no se recomiendan los safaris del mediodía pues se protegen del sol a esas horas.

Existe un hotel en el cayo: el Villa Cayo Saetía, con 12 habitaciones climatizadas, localizado en medio de un paraje natural impresionante, muy cerca del mar. El hotel ofrece los servicios de restaurante, bar, tienda, jeep safari, paseo en lancha, juegos de mesa y lavandería.

En su restaurante La Güira, con capacidad para 32 personas, se sirve desayuno y cena. La Iguana, parrillada-bar de la playa, ofrece almuerzos para 150 personas en un ambiente fresco y agradable.

En la playa del Cristo, donde se encuentra el desembarcadero, hay un ranchón en el que se sirven comidas y bebidas, bocadillos y bufés: el  restaurante barbacoa y cafetería El Ranchón. Especializado en arroces y carnes exóticas y con buena correspondencia calidad precio.

¿Cómo llegar a Cayo Saetía?

Al cayo se arriba por carretera, con coche alquilado o propio, cruzando el puente levadizo que lo conecta con la isla grande. Según el lugar desde donde se inicie la ruta al cayo, así será el tiempo de travesía. El cayo está ubicado cerca de Mayarí, ciudad capital del municipio homónimo al que pertenece Saetía.Cayo Saetía

También se arriba al cayo por mar. Usualmente hay excursiones en catamarán que provienen de Guardalavaca y de otras zonas. Con marea alta, el desembarco suele ser una fiesta. Hay que abandonar la embarcación antes de tocar tierra y el agua alcanza llegar a la cintura.

Como se ve, una visita a Cayo Saetía puede ser toda una aventura, por eso es también un destino ideal para lunas de miel. Pero quizás lo mejor de este viaje es la sensación, que incluso perdura al regreso a casa, de que en esta, la isla de nuestros sueños, reina esa especie de maravillosa soledad acompañada que solo se percibe en medio de la naturaleza.

Fotos: Grupo Gaviota, Cuba.