➨ La prenda de vestir más cubana : La guayabera

Cuba en una prenda: La guayabera

Cada prenda de vestir tiene su propia historia. Cada país, incluso, tiene vestuarios característicos y en ese sentido, muchas veces, los viajeros elijen vestir una prenda exclusiva u original del país que visitan. Lo hacen buscando llevar a casa una prueba de su contacto con la belleza y también para perpetuar la relación con la tierra visitada. En el caso de Cuba, vale señalar que posee la única prenda que no precisa de la corbata para conferir a quien la usa, la elegancia y la prestancia de los mejores sitios: esta prenda es la guayabera.

Esta prenda constituye una de las más valiosas tradiciones de esta isla antillana. Su uso se ha extendido más allá de Cuba, y se observa, cada vez más, cómo incluso varias figuras de la vida política del mundo, la elijen para sus fotos de reunión. Pero no sólo en la vida política, sino que escritores, actores, cineastas, comentaristas de la televisión, hacen uso de ella con orgullo. De esta extensa lista solo referir a Orson Welles, Ernest Hemingway, Pablo Picasso, Gabriel García Márquez, el modisto Óscar de la Renta, el actor Johnny Deep o el cantante Juanes.

El origen de la guayabera

Se dice que en 1709 arribó a la villa de Sancti Spíritus un matrimonio conformado por los andaluces José Pérez Rodríguez y Encarnación Núñez García. Un día la pareja recibió una pieza de tela de lino o hilo que le llegó desde España y José pidió a Encarnación que le confeccionase camisas sueltas con esta, para usar por fuera del pantalón y con bolsillos grandes. Encarnación acometió el encargo y a los pocos meses aquellas camisas se popularizaron en la comarca.

Este suceso tiene varios detractores. Aseguran que en dicha fecha las disposiciones de la Real Compañía de Comercio que regían entre la metrópoli y la colonia, prohibían tales envíos y que, por otra parte, tampoco había comunicación entre España y Sancti Spíritus. Esa prohibición resulta a la larga poco reveladora, pues los andaluces pudieron haber obtenido su paquete de tela por la vía del contrabando, tan en boga entonces. Sin embargo, resulta ser una historia tan precisa en datos y circunstancias que no deja más alternativa que dudar de su veracidad, pero marca el inicio de la leyenda de la guayabera o fija la entrada de esta en la leyenda.

Rasgos de una delicada pieza de vestir cubana

La guayabera es prácticamente la única prenda de vestir de la que se puede escribir que es elegante y cómoda, protocolar, pero también su uso puede ser informal. Reúne características que la hacen poder asistir, con ella, a cualquier sitio. El gobierno cubano estableció, desde el año 2010 que la guayabera es la prenda de vestir del ceremonial diplomático del Estado y del Gobierno.

Pero… ¿qué distingue a la guayabera de una camisa común? ¿Qué la hace más ceremoniosa o refinada? Ostenta bordes y aberturas que la diferencian de una camisa, así como una veintena de botones y filas de cinco pliegues, dos al frente y tres en la espalda, en forma de alforzas.

Algunos, con ciertos matices poéticos, interpretan esas filas como un recordatorio o un vínculo con la bandera cubana, pues al frente y en la espalda un canesú en forma de triángulo y varias hileras de alforzas asemejan al símbolo nacional.

Es cierto que varias regiones del mundo le disputan a la isla la confección de la guayabera, pero todo parece indicar que fue en Cuba, el primer sitio donde se usó esa pieza de vestir. En sus largos y hermosos bolsillos los cubanos del siglo XIX exhibían enormes tabacos.

Quizás el sello más auténtico, o cuño probatorio de identidad se ofrece en Andalucía. Allí no se les denominan guayaberas, sino sencillamente «cubanas».

Pasear con estilo a la manera de una guayabera cubana

En lo que vestimos se resume también parte de lo que somos y de esos valores que nos identifican como ciudadanos de cualquier región del mundo. En el caso de los cubanos, la guayabera es esa prenda típica que sintetiza nuestra tradición en el arte del vestir. En la actualidad apostar por esta prenda, fresca y elegante, es también hacerlo por Cuba y sus tradiciones.